Traditional garden in Suzhou, China © Xiaodong Sun

Por Tania Ramirez, ganadora del programa por el agua de HSBC ‎

Durante estos días de visita en China, he podido constatar una vez más, que el desarrollo sustentable no interfiere con la preservación de nuestra historia y tradiciones milenarias; antes bien con base en el trabajo y engagement de la comunidad, organizaciones preocupadas por el medio ambiente, empresarios y el gobierno es posible realizar las mismas tareas con un nuevo enfoque, respetando las tradiciones y la cultura sin dejar de lado El Progreso.

En el cuarto día de actividades, con la visita a "Taihu lakeside wetland park" y conociendo los esfuerzos que realizan para inculcar en los niños la importancia de cuidar la naturaleza, puedo decir sin duda, que en China han logrado crear un círculo virtuoso, ya que la educación y concientizacion de los niños y la inclusión de mejores prácticas en las actividades diarias, aseguran un mundo más verde y sustentable.

Tania Ramirez in Lingering Garden, Suzhou, China © Xiaodong Sun

En China como en México existen valores, tradiciones y riquezas culturales que han sido transmitidas de padres a hijos durante siglos, las cuales debemos cuidar tal como se cuidan las flores y las rocas en el jardin Lingering en China o en el jardín de Xilitla en México; como un tesoro de nuestras culturas. ‎

Después de esta experiencia estoy aún más convencida de que con el esfuerzo de todos, podemos lograr la perfecta convivencia entre la cultura y costumbres ancestrales de los pueblos y la educación y desarrollo sustentable para las nuevas generaciones.

Water Stories

American photographer Mustafah Abdulaziz presents images from an ongoing study of the global water crisis

Find out more